Propósito 2.015: Mamaruja24horas

Como muchos otros hijos de vecino, al empezar el año hacemos nuevos propósitos que esperamos cumplir en el año que comienza. Este es el mío: comenzar a compartir con todo aquel que lo desee las aventuras y desventuras de una madre que, a día de hoy, está dedicada en cuerpo y alma a su familia a jornada completa.

Poco a poco, espero, iremos conociéndonos mejor. Yo os contaré cómo mi vida cambió de pasar el día casi invadida por las horas de trabajo, a que me invadieran totalmente las labores del hogar y la familia, sobre todo los niños, por supuesto. Porque los auténticos protagonistas de la historia son ellos. Uf! Qué sería  mi vida ahora sin ellos… no lo puedo ni imaginar.

Esas personitas que desde que empiezan a crecer dentro de ti, te hacen saber quién va a ser el que manda. Y cómo podréis imaginar no seremos los adultos, no… por mucho que a veces debiera ser así, no…

Ya en el embarazo empiezan de alguna manera a gestionar tu vida. Aunque en el mejor de los casos, no te das cuenta hasta el final. Yo por ejemplo, con mi primer hijo, la verdad es que a penas hubo mucho cambio casi hasta que parecía que iba a salir directamente desde la tripa al exterior a través de mi ombligo. Se podría decir que yo era una  barriga andante. Hasta que por fin, llegó el gran día. Sí, ese día que se recordará para siempre, que la emoción te invade de tal manera que no pareces tú misma. Y lo digo por experiencia…que yo soy más bien… no sé bien cómo definirlo para que no suene mal… poco sentimental en general y encima, poco afín a los niños en particular. Y os aseguro que fue algo inolvidable, como jamás había experimentado.

Después del mágico momento y sin profundizar mucho en los aspectos físicos del parto (que creo que podrían llegar a formar parte de un artículo entero), llega el día a día con tu bebé. Venga, ya estás en casa y hay que poner en práctica todas esas teorías que habías visto en las clases de preparación al parto o que la gente te va contando. Mi punto central en los primeros días: darle el pecho a mi hijo (tema que también podría llegar a ser muy extenso y merecería  un desarrollo a parte). Además de otro montón de asignaturas pendientes con respecto a los bebés, bueno, a tu bebé: cambio de pañales, baño y aseo en general, la complicada identificación de llantos que… a ver qué significa en cada momento y cómo proceder en consecuencia,… Esa larga lista de tareas que no sabes cómo pero llena tus 24 horas del día.

Yo, la verdad es que ya tengo un poco lejos estos primeros días, pero son inolvidables, y dignos de mención en próximos posts. Además, con ellos nunca se acaban las historias, se van haciendo mayores y llegan muchas otras etapas, guardería, colegio, la llegada de un hermano…

De estos acontecimientos y de mi día a día iremos hablando de aquí en adelante. Espero podamos compartir experiencias, opiniones,… y lo que haga falta. 

Aquí tenéis una nueva mamamiga, para lo que queráis, aquí estoy: mamaruja24horas.

Anuncios

Me gustaría saber qué te parece, me cuentas?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s