Así nació nuestro huerto

Tenía pendiente desde que empecé este blog, daros a conocer mi huerto, que tantas satisfacciones nos da (aunque también trabajo, por supuesto). Lo he ido dejando pasar porque en el invierno no nos da su mejor cara. Pero al final he decidido, más bien, contar su historia y evolución para que de alguna manera lo conozcáis de la manera que nosotros lo hemos vivido.

huerto inicio
        Aquí un resumen creo que muy gráfico

Al principio solo era una porción de tierra arcillosa y durísima que costó mucho trabajo adaptar para poder cultivar. Horas de pico y azadón más sacos gigantescos de mantillo o tierra buena para, al menos, intentar que aquello pudiese llegar a dar fruto algún día.

Pero estábamos decididos, y Papá (que aún no era papá ni de coña ni estaba cerca siquiera) tenía mucha ilusión con esto de tener su propio huerto en casa. A mí nunca me habían gustado las plantas, pero no me pareció mal la idea, por lo menos el huerto es más productivo que un geranio… 😉

Y claro, con esto de empezar la operación bikini, decido empezar a dar forma a nuestro proyecto: ni gimnasio ni nada, aquí a cavar y ya verás qué tipazo! Me reventaba pero seguía (todo sea por esculpir el body) dentro de mis posibilidades y ratos libres. Papá, sin lugar a dudas, me daba doscientas vueltas, como poco, pero mi granito de arena puse, eh? Que fui yo la que empecé a materializar el huerto en casa!

Papá hizo una compostera que quedó incluso bonita. * Podríamos definir compostera como el lugar donde depositamos nuestros desperdicios orgánicos, que posteriormente se convierte en compost (o abono orgánico) del que luego nos beneficiamos a la hora de obtener un buen sustrato para así producir más y mejor. Toma ya! Qué rollo os he soltado!

Poco a poco fuimos sembrando y mimando nuestros plantones, en unos meses fue muy gratificante ver el cambio. ¿No os parece?

Y a la hora de la recolección, ni os cuento. Eso del autoabastecimiento era una gran novedad: Mis calabacines! Mis cebollas! Mis judías! Mis pimientos! Mis tomateeees! Pero si no tienen nada que ver con los de la tienda! Si me cuentan que el resultado va a ser tan satisfactorio nunca hubiera creído llegar a tal punto.

Ya han pasado unos añitos y me alegro un montón de haberlo llevado a cabo: ese sueño que Papá tenía, ahora es una realidad. Y a día de hoy estoy aún más contenta al ver las experiencias que el huerto puede aportar a mis hijos.

¡Animaos a cultivar!

No hace falta un huerto como éste, también hay huertos urbanos…

Anuncios

2 comentarios en “Así nació nuestro huerto

Me gustaría saber qué te parece, me cuentas?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s