DIY – Juguete reciclando tampones: Gusanito

El otro día nos pidieron en la guarde un juguete reciclado. Di un repaso por internet para ver qué hacíamos y no me convencía nada. Di un repaso por casa para ver qué podía utilizar y se encendió la bombillita: Vi que aún no habíamos llevado los tapones al cole y nos vino de lujo.

Manos a la obra, que hoy toca poner a punto la psicomotricidad fina:Gusanito de tapones de plástico. Fácil y rápido, además de chulo!

DIY Gusanito

Necesitamos:

– Tapones de plástico, más chulo quedará si son de colores.

– Cordel, hilo grueso o similar.

– Punzón. Sigue leyendo

Anuncios

DIY  Aprendiendo a leer: primeras letras

Nosotros hemos preparado ya varios juegos, pero esta vez la idea vino del cole y me pareció interesante, así es que: Manos a la obra!

Necesitamos:

  • Papel
  • Impresora
  • Colores
  • Precinto

* Hay muchas alternativas, esto era lo que teníamos a mano.

DIY Aprender leer Primeras letras
Este es el resultado, para que os hagáis una idea.

  1. Escribimos en el ordenador las vocales y letras que el niño ha aprendido o las que queramos con letra escolar (si no la tenéis, se puede descargar fácilmente). Nosotros empezamos con la P, L, M, S, que son las que han visto en el cole.

Sigue leyendo

DIY Juego de fichas Aprender a Leer

Tate está deseando aprender a leer, en el cole han visto las letras P, L, M y S. Intentamos desde el principio que vaya aprendiendo bien cada una de ellas y no ir demasiado rápido, pero resulta complicado, ya que él pide más. Al comentarlo con la profe, me dijo que lo mejor es que interioricen bien lo aprendido, porque luego podía haber algún problema con las sílabas inversas (al, el, as,… ) o con las trabadas (pla, bla, cra,…).
Evidentemente yo no quiero que mi hijo tenga ningún problema de este tipo, pero cuando insiste en seguir adelante, me veo un poco “entre la espada y la pared”. Por un lado quiero seguir con nuevas letras y por otro, me da un poco de “miedo” que el ir adelantando, luego nos pueda hacer retroceder. Aunque el abecedario completo ya ni sé desde cuando lo aprendimos…
Practicamos lo aprendido, pero se puede hacer un poco monótono si le pones delante un papel, y venga! a leer un montón de veces las mismas (o muy parecidas) palabras o sílabas.
Siempre jugando se pueden conseguir más cosas, supongo que estáis conmigo.
Este lluvioso finde fue la excusa perfecta para ponernos manos a la obra. Le gustan mucho las actividades de unir o de hacer parejas, también hacer frases con pictogramas, pues allá vamos…
Escribimos las palabras que solemos trabajar y buscamos las imágenes correspondientes. Me gustó mucho, por ejemplo http://www.actiludis.com, de aquí saqué bastante jugo, pero la verdad es que hay mucho material al que sacar partido. Imprimí tanto las palabras como las imágenes:
DIY Fichas leer 1
Cuando vio los dibujos se quedó encantado, empezó a decir cada uno de ellos, sabiendo que además sabía cómo se escribían!
El primer juego fue el de unir y fue un gran éxito, Sigue leyendo

Hipopótamo con botella de plástico #RetoDiyKids

Tate tuvo clarísimo desde que vio las opciones del #RetoDiyKids que quería hacer el tiburón (botella de plástico). A mí también fue el que más me convencía porque creo que se lo iba a pasar bien haciéndolo y después. Y así es. Con nuestro toque persona… éste es el resultado:

 Hipo

Por el tipo de botella que teníamos un tiburón no nos iba a quedar muy bien, me recordaba más bien a un hipopótamo. Ya aprovechamos y nos informamos acerca de este animal: Tate y Coque disfrutaron mucho viendo fotos y dibujos de hipopótamos, leímos alguna historia, vimos algún vídeo, además de contarles las características, claro. Lo que más le sorprendió a Tate fue que es un hervíboro, y por tanto, teníamos que adaptarnos a su menú.

Preparamos:

  • Botella de plástico (que solemos reciclar)
  • Rotuladores permanentes negro y azul
  • Papel blanco
  • Envase de la sorpresa de los huevos de chocolate
  • Madeja de hilos de punto de cruz (era lo que había más a mano)
  • Papel de seda en tonos verdes
  • Pegamento
  • Tijeras

Cortamos la botella de plástico, dibujamos los ojitos, orejas y dientes.

Hipo1

Tate coloreó en azul el hipopótamo en sí.

Hipo2

Cortó trozos de papel para hacer resaltar los dientes y los pegó. Hipopótamo terminado: ya le valía para jugar, sobre todo corriendo detrás de Coque “que te cojo”.

Hice los agujeros en el tapón de la botella y el envase del huevo, pasé el hilo e hice el nudo. Probamos a ver qué tal, y le pareció muy chulo el juego (vamos bien).

Para hacer “la comidita del hipopótamo” cortó trozos de papel de seda de tonos verdes, los arrugó, los hizo un churrito e intentamos pegarlo: Error! algunos se quitaban, entonces probamos a meter parte del papel de seda dentro del envase  y cerrarlo. Listo!

PhotoGrid_1425551070848

Ahora lo que hace falta es un poco de práctica, porque acertar es un poco complicado, (jejeje) pero qué risas… Os recomiendo probar!

Una idea genial! Gracias Historias de Pitufines.

Continuamos la preparación de carnaval: Cangrejo

Una vez encauzado Bob Esponja, hay que ponerse con el cangrejo. Aquí está terminado. ¿Vemos el paso a paso?Preparando el disfraz de cangrejo

Preparando el disfraz de cangrejo

Al igual que yo, la mayoría de mamás tampoco tienen mucha más idea que yo, pero la que más y la que menos, sí que tienen una suegra, madre o lo que sea que se lo puede hacer. Qué suerte para ellas! O bueno, siempre buscando el lado bueno para las cosas: suerte para mí, que me obligo a aprender una cosa nueva. Además, ahora dispongo de un tiempo que quizá en otro momento no tenga: A por la costura!

Comentamos la jugada cada vez que llevamos a los niños a la guarde. Y resulta que entre unas y otras vamos sacando ideas. Tenemos tela (creo que es foam) de sobra, por lo visto sale para hacer doble el cuerpo del cangrejo y además creo que es más fácil de coser y queda mejor. Así lo hago: traca traca traca con mi máquina de coser… dos círculos para el cuerpo! No voy mal… Como tampoco es cosa de mucha precisión, si se me va la mano un poco, tampoco pasa nada.

Las patitas y las pinzas: la forma es mucho más extraña que un simple círculo, claro, pero lo que digo: tampoco tiene que ser exacto al patrón, por suerte, tenemos margen de error. Hay que cortar la tela, coserlas del revés y volverlas, para luego rellenarlas con relleno de eso de cojines. Me pongo a coserlas un domingo por la tarde con los niños correteando por el sótano y Papá intentando estar al cargo, y entre carrera y carrera le digo que si mientras voy cosiendo, él me va dando la vuelta a las patitas. Después del primer intento: “esto es involvible”, bueno, pues mira, déjalo, ya ahora lo hago yo (como el resto de cosas).

Otro debate: resulta que las pinzas como son grandes, se caen. Algo hay que ingeniar para que se sujeten. Tras varias pruebas fallidas por parte de varias madres, yo decido hacer las mías más pequeñas, a ver si con suerte se sujetan. Acierto! (como dice el anuncio). Se tumban un poco, pero no se caen, sin necesidad de varillas ni historias. Una cosa menos.

Punto esencial del disfraz: método de introducción del niño (me río por no llorar, esto es casi como Misión Imposible). Para niños que como el mío odia ponerse el abrigo y aún menos meterle en una cosa rara, llamémoslo disfraz, es algo trascendental. Para que sea más llevadero de poner, en lugar de querer metérselo por la cabeza, he optado por coser un lateral y luego poner velcro al otro lado, así le puedo cazar más fácilmente.

Bueno, pues el tema costura parece superado y con buena nota. Ahora hay que probárselo porque todo ha ido calculado con la ayuda de la chaqueta que se pondrá para salir a hacer un pequeño desfile, que sin con un poco de suerte el tiempo nos deja, se podrá hacer por las cercanías de la guarde. De nuevo: se lo pone Tate, me lo sobrepongo yo, jugamos con el cangrejo, cantamos la canción de Bob Esponja…  y entre jijiji jajaja… con un movimiento rápido, meto el brazo de Coque y el pongo los velcros del otro lado. Rápido seguimos cantando y diciéndole lo guapo que está el cangrejito. Y en un minuto podemos ver que, a salvo de alguna pequeña rectificación, le queda bien! Segundos después: “A quitar”, empieza a tirones con el traje, y ya se lo quito y nos despedimos de él, para que el próximo día sea más amigo, a ver si así se da mejor.

Detalles: terminamos de poner boca y ojos. La boca pasa desapercibida, pero los ojos son un juguete extraordinario para los niños, porque es una bola de poliespan que sobresale un montón y parece que te incita a tocarlos. La última prueba lo confirmó: todo el ratito intentando coger las bolas… pero bueno, la elaboración ha concluido por fin!!! Y la verdad, es que ha quedado  muy chulo. Ya veremos el día de la celebración que tal se nos da con estos cangrejitos…

* Si queréis verlos en el escenario: aquí Foto finish!